Evadir Los Ataques del Enemigo

1 Pedro 5:8-10 “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo; como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo” Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”.

La maldición económica, el espíritu de pobreza, escasez, endeudamiento “NO vienen de Dios, pues Dios no puede dar lo que no tiene y él no tiene escasez, pues todo ésto, asfixia a la persona y la inutiliza.

Tenemos que aprender a cortar toda maldición familiar de pobreza primero antes de disfrutar la bendición económica. Para ésto debemos estar preparados orando continuamente, pues muchas personas lo hacen solo cuando tienen una necesidad, o los domingos como si fuera un deporte del fin de semana.
La oración es la que hace la diferencia en nuestras vidas. Vístete con la armadura que se habla en Ef 6: 10-18.
La batalla espiritual se gana con la oración. Las pruEbas son pasajeras y la Gloria de Dios ETERNA.